La verdadera estimulación temprana

A veces como papás nos bombardean de ideas nuevas. Siempre es positivo estar abierto al aprendizaje, pero no todo lo nuevo supera lo antiguo. Hay cosas que permanecen siempre, como el amor de mamá que nutre. Esta es la verdadera estimulación temprana. Cuidar de los hijos es privilegio y responsabilidad.

Nada estimula mejor a tu hijo que la relación que se forma entre ustedes por medio de la interacción.

Háblale, explícale lo que estás haciendo, explícale el mundo, cántale, cárgalo, abrázalo, tócalo, bésalo, ríe con él, juega con él, llévalo contigo a donde vayas, déjalo que te vea interactuar con el mundo.

 

← previous post next post →

Nuestras marcas